Hoy es un día muy especial

Hoy es un día muy especial

No sé muy bien cómo empezar a escribir este post, hoy es un día muy especial y emocionante. Y no solo porque se celebre el Día Internacional de la Mujer, sino porque hoy por fin lanzo mi nuevo proyecto, un proyecto personal en el que llevo trabajando con mucho amor desde hace tiempo. ¡Y qué mejor fecha que hoy para ponerlo en movimiento!

Durante 14 años dejé de hacer lo que de verdad me daba la viva: bailar, moverme. Había dejado de amarme y por eso dejé de hacer lo que amaba. Durante 14 años he vivido reprimida y frustrada, siendo infiel a mi verdadera naturaleza, maquillando mi vida para vivir autoengañada. Lo más difícil no ha sido darme cuenta, sino aceptarlo y perdonarme.

Hoy quiero animar a todas esas mujeres que no estén pasando por un buen momento, que no se sienten bien con su vida o que sienten que tienen falta de amor propio: ¡ahora es tu/nuestro momento! todo pasa, pero debemos ser nosotras quienes ejerzamos ese cambio moviendo nuestra vida desde adentro, de adentro hacia afuera. Primero nosotras. Todas somos capaces de crear aquello en lo que creemos (con trabajo, amor, constancia y disciplina), todas podemos ser quienes realmente somos para tener esa vida que realmente nos merecemos. Nunca es tarde, no estás sola.

Expresar todo lo que siento con palabras es uno de mis grandes retos, pero por contra donde más cómoda me siento es cuando me muevo y verbalizo con mi cuerpo. Es el movimiento la herramienta que utilizo para acompañar a mujeres valientes en procesos de transformación personal, porque tú también puedes encender esa chispa que tienen ahí dentro. La danza movimiento terapia te limpia, te libera y te sana, te permite conocerte, te desbloquea emociones reprimidas y te ayuda a conectar con tu esencia, reforzando tu autoestima. ¡Ya va siendo hora de quererte! 

A mí me ha ayudado mucho, por eso creo firmemente en el poder curativo del movimiento: soy una loca enamorada de la conexión cuerpo-mente-alma. Ahí está la clave para empoderarte, para ser una mujer consciente (hoy y siempre).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *